CEGUERA ADQUIRIDA PROGRESIVA

Catarata

Una catarata es la opacificación no fisiológica de las fibras del cristalino o de su cápsula.

Las cataratas se pueden clasificar según:

Fase de evolución:

Catarata incipiente

Opacificaciones focales del cristalino o su cápsula.

Catarata inmadura

Opacificación más o menos difusa, pero permite el paso de cierta cantidad de luz. Se puede observar el reflejo de la luz en el fondo ocular.

Catarata madura

Opacificación densa y completa del cristalino que impide el paso de la luz.

 

Catarata madura

Si está llena de líquido se denomina tumefacta o intumescente.
La catarata diabética es el ejemplo típico.

Catarata hipermadura

Se licuan las proteínas del cristalino, pasan a la cámara anterior, produciéndose la contracción del cristalino y una uveítis facolítica.

Edad de presentación:

Catarata congénita

Aparece en cachorros, se observa en las primeras semanas de vida.

Catarata juvenil o en desarrollo

Aparece en cualquier edad antes del estadio adulto.

Catarata adulto

Aparece en animales adultos.

Catarata senil

Aparece en animales viejos y normalmente está precedida de una esclerosis de cristalino.

Localización dentro de la lente:

Etiología:

La catarata congénita hereditaria suele afectar al núcleo y zona cortical perinuclear, y suele asociarse a otras alteraciones oculares como microftalmia, membrana pupilar persistente, lenticono posterior, humor vítreo hiperplásico persistente, etcétera.

No todas las cataratas congénitas o bilaterales son hereditarias.

La extracción del cristalino debe ser realizada por un especialista, que elegirá entre las técnicas:

  • Extracapsular
    • Facoemulsificación
  • Intracapsular

Pero recuerde que no todos los pacientes con cataratas se pueden intervenir. Se debe seleccionar al paciente en base a:

  • Colaboración estrecha con el propietario, que debe seguir estrictamente el tratamiento médico antes y después de la cirugía. No es suficiente con pagar la factura.
  • Las uveítis previas o facolíticas se deben controlar antes de la intervención para no exacerbar la uveítis postoperatoria.
  • Se deben desacartar alteraciones en la retina como desprendimientos o degeneraciones mediante ecografía ocular y electrorretinografia. La persistencia de reflejo pupilar no es indicador de la correcta funcionalidad de la retina.
  • No existen otros problemas oculares.
  • No existen otros problemas sistémicos, y la condición física del paciente es buena. ¿Se han descartado parasitosis sanguíneas, neoplasias o metástasis...