Otra alternativa de tarsorrafia temporal para proteger la córnea es fijar el tercer párpado a la conjuntiva bulbar de la zona supero-lateral.

Esta técnia está indicada en casos en los que el tercer párpado llega con mucha tensión al saco conjuntival superior (para realizar la otra técnica).

Ventaja principal: Que el tercer párpado no se desliza sobre la córnea cuando el paciente mueve el ojo, por lo que la reepitelización es más rápida.

Inconveniente principal: Quitar el punto de fijación al cabo de 15 días es más difícil, sobre todo en animales nerviosos o agresivos.

El primer punto afecta a la conjuntiva supero-lateral cerca de la córnea.
Como en la otra técnica el punto engloba la rama perpendicular del tercer párpado.
El punto concluye en la conjuntiva junto a la córnea.
Se anuda el punto y concluye la tarsorrafia.